Search
  • kinetikos

La nutrición en los niños



Como padres, siempre nos preocupamos por la salud y el bienestar de nuestros hijos. La alimentación es clave para el máximo desarrollo de nuestros pequeños. Una buena alimentación ayudará a que su hijo tenga la energía para moverse, promoverá el crecimiento y ayudará a regular las funciones de su cuerpo. Ahora bien, ¿qué es una buena alimentación? ¿Cómo puedo hacer que mi hijo coma todo tipo de alimentos?

Una buena alimentación, según Marotz (2015), es aquella en la que se consume una amplia variedad de alimentos de manera que el cuerpo obtenga todos los nutrientes esenciales. Consumir una variedad de alimentos es de suma importancia, ya que la función o absorción de algunos nutrientes en nuestro cuerpo, dependen de otros. Por ejemplo, nuestro cuerpo tiene la capacidad de absorber significativamente más hierro, cuando la vitamina C está presente (Marotz, 2015).

Para ayudar a su pequeño a alimentarse bien es importante crear buenos hábitos alimenticios. Este hábito se crea exponiendo al niño a diferentes alimentos (e.g.,proteínas, frutas, vegetales, granos).


Algunos consejos para exponer y motivar a su pequeño a comer mejor presentados en el libro Health, Safety, and Nutrition for the Young Child son:


1. Cultive el interés por la frutas y los vegetales, ya que estos son la primera fuente de muchas vitaminas y minerales.










2. Siéntese a comer con sus niños y modele el disfrute de todos los alimentos.









3. Envuelva al niño en la compra, planificación y en la preparación de la comida.








4. Haga un pequeño huerto con la ayuda de su hijo. Esto le ayudará a apreciar más la comida y aumentará su interés por probar los vegetales que ha cultivado.






A la hora de comer con su niño,

1. No utilice la comida (especialmente el postre o dulces) como incentivo para que su hijo coma los vegetales o otra porción de la comida. Esto puede causar que los postres asuman una importancia indebida para el niño y es poco probable que resulte en una aceptación a largo plazo de alimentos desconocidos o poco agradables para el niño.




2. No obligue a su hijo a comérselo todo ("limpiar el plato"), para darle postre. Esto puede ser el comienzo de problemas de obesidad y/o desórdenes alimenticios.







Si necesita más información acerca de las comidas y los nutrientes puede consultar con su nutricionista acerca de las porciones saludables para su niño de acuerdo a la edad. Igualmente, puede leer guías y/o modelos que proveen información con hábitos saludables para alimentarse mejor (e.g., Dietary Guidelines). Otro recurso que puede utilizar es MyPlate es un modelo basado Dietary Guidelines y ofrece herramientas e información. Este modelo recomienda las porciones por edad y por grupo alimenticio.





Referencia:

Marotz, L.R. (2015). Health, Safety, and Nutrition for the Young Child (9th ed.). Stamford, CT: Cengage Learning.


50 views