Search
  • Karla M. Díaz Zayas

Aprendiendo a caminar


La destreza de caminar es el resultado de un sinnúmero de cambios físicos y neurológicos que ocurren en el infante. Alrededor de los 12 -18 meses de edad el infante suele estar listo para dar los primeros pasos. Esto ocurre siempre y cuando, el bebé haya adquirido en sus primeros meses de vida las destrezas necesarias para comenzar la marcha. Algunas de las herramientas que necesita para comenzar a caminar son: balance, control del tronco corporal, estabilidad de las caderas, fuerza en sus extremidades, confidencia y la habilidad para planear y ejecutar. Estas habilidades son adoptadas con el paso del tiempo y la estimulación que el niño reciba de su entorno.

Al ponerse de pie, el niño adopta una posición bipedestada, la cual le permite experimentar una visión distinta del mundo que lo rodea. En esta posición el patrón visual y espacial del infante es más atractiva para estimular la curiosidad y la necesidad del movimiento. Notarás que el bebé comenzará a soltar los objetos que regularmente sujetaba, en busca de independencia. Es probable que el infante se posicione con sus piernas separadas, es decir, con los pies hacia afuera. En esta postura, el bebé encuentra la seguridad necesaria para mantener la estabilidad mientras da sus primeros pasos. Igualmente, la posición en la que el infante coloca sus brazos, extendidos hacia adelante, le brinda el balance necesario para lograr la destreza de caminar.

Imagen 1. Patrón inicial (Haywood & Getchell, 2005 pág. 86)

Con el paso del tiempo y la práctica, el patrón de marcha va evolucionando hasta alcanzar su desarrollo total. La Academia Americana de Pediatría asegura que el niño obtiene la madurez de la marcha alrededor de los 7-8 años de edad.

Recomendaciones para estimular la marcha con soporte

1. Coloque al niño de pie de frente a usted. Agáchese o póngase de rodillas y sostenga ambas manos del infante. Motive al niño a que dé pasos hacia usted. Luego que el infante logre realizar la marcha de esta forma, intente llevar a cabo la misma práctica pero sujetando una sola mano del niño. Alterne las manos del bebé para que no se le cansen los brazos.

2. Permite que el niño camine sosteniéndose de paredes o muebles. Puedes colocar juguetes llamativos en muebles que no estén contiguos unos de otros para que el infante se motive a alcanzarlos, y de esta forma comience a realizar “solitos”.

3. ​Utilice un coche o algún juguete con ruedas, de manera que le dé soporte al infante y que pueda empujarlo al mismo tiempo.

4. Ponga de pie al niño y colóquese detrás de él. Sosténgalo por el tronco o los brazos. Con suavidad, incline al niño hacia los lados, permitiendo que se enderece sólo. Este ejercicio ayuda en la adquisición del equilibrio, necesario para comenzar la marcha por sí mismo.

5. Coloca de pie al infante y pon una toalla alrededor de su pecho, mientras sujetas los extremos de esta. El niño quedará balanceado en la toalla. Puede poner un juguete a una corta distancia para que el niño se motive a caminar y alcanzarlo.

Recomendaciones para estimular la marcha sin soporte

1. Coloca al infante de pie recostado de una pared. Ponte de frente y anímalo a que dé pasitos. En cuanto lo logre realizar a una corta distancia, continúa gradualmente a mayores distancias.

2. Ofrécele juguetes con ruedas los cuales pueda arrastrar o empujar. Puedes atar cordones a los juguetes. Demuéstrale cómo puede moverse de un lado a otro, arrastrando el juguete y motívalo a que lo haga.

3. Permite que el niño suba escaleras y practique el patrón alternando los movimientos de la marcha.

El infante debe comenzar a practicar sus primeros pasos descalzo. De esta forma, encontrará la estabilidad y la orientación sensorial necesaria para reconocer la superficie por donde se desplaza. Asegúrate siempre de que el lugar donde camine sea seguro y libre de obstáculos para facilitar su marcha. Nunca deje al infante sin supervisión durante esta etapa. Recuerda cada niño tiene su propio ritmo de desarrollo. No obstante, si a los 18 meses de edad el infante no hace el intento de caminar este debe ser evaluado por su pediatra.


100 views